Ma Vida

San Bernardo de Alzira

Monge, mártir...

 

Bernardo de Alzira

 



Fecha de Nacimiento Carlet, Ribera Alta, (Valencia), 1135
Fecha de la Muerte Alzira, (Valencia), 1181
 

Página de Inicio

 

Volver Atrás

 

Biografías por siglos

 

Biografías por nombre

 
 

Grup LLVS

 

Usuarios en línea

 
 
 
 
   
Ahmet Ibn al-Mansur, musulmán de nacimiento e hijo de Almansor Señor de Carlet, nació en la Alqueria de Pintafarrés (Pintafarrés). Fue educado en la Corte del Califa de Valencia, y desde siempre destacó por su prudencia y diligencia.

Siendo un hombre joven, allá por el año 1156, fue enviado a tierras aragonesas como embajador ante la Corona de Aragón. Unos historiadores dicen que de vuelta a Carlet, y otros que mientras iba a Aragón, pero todos coinciden en que llegó a Poblet, donde fue bien acogido, y se convirtió al cristianismo, ingresando en la comunidad cristiana bautizándose con el nombre de Bernardo. El día que le bautizaron en el Monasterio de Poblet, los monjes entonaron el himno Te Deum.

En su estancia en el monasterio, destacó desde el primer momento por su caridad y piedad.

Ocupó el cargo de Limosnero, pero fue denunciado al Abad Esteve por su dadivosidad con los pobres. En ese momento, los bienes del monasterio se multiplicaron milagrosamente.

En 1178, fue de nuevo a tierras aragonesas para convertir a su tía.

Unos años más tarde, con el permiso del abad Hugo, volvió a Valencia para predicar el Evangelio a su familia, intentando convertirla a la fe cristiana. Su hermano que a la muerte de su padre lo había sucedido, era el Señor de Carlet, y no consiguió convertirlo, es más, después de ser escuchado, Bernardo es acusado por su hermano de traición a la familia y a la religión musulmana. Por el contrario, si consiguió la conversión al cristianismo de sus dos hermanas, Zaidia y Zoraida, bautizándolas con las nombres de María y Gracia respectivamente, y ingresando estas en el monasterio.

El hermano que seguía siendo musulmán, y además estaba muy enfadado con Bernardo, persiguió a sus tres hermanos y el día 21 de agosto de 1181, (día oficial propuesto por la iglesia), Bernardo fue detenido por se ‘enemigo del pueblo’, y martirizado clavándole un clavo de los que se utilizaban para amarrar las barcas en el río Júcar y después matado cerca de Alzira. El hermano de Bernardo pensó que las dos hermanitas, muerto Bernardo, rechazarían la fe cristiana, pero no fue así y las mandó degollar en el mismo lugar que a Bernardo.

Los mozárabes valencianos, enterraron sus cuerpos, y cuando conquistó Alcira Jaime I en 1242, mandó edificar una ermita en recuerdo de sus memorias donde habían estado enterrados y habiendo padecido el martirio.

Pedro Fernando en 1262, dio 20 sueldos para construir la iglesia de San Bernardo de Alcira. En el siglo XV, un retablo gótico en la Catedral de Valencia, representó el martirio de los tres hermanos.

La congregación cisterciense de Poblet, tenía gran interés en poseer sus reliquias del santo, y en agosto de 1603 envió una representación a la ciudad de Alcira con la finalidad de conseguirlas. Los alcireños, gracias a la mediación del Rey Felipe III, accedieron y las reliquias del santo llegaron a la Abadía de Poblet el 2 de septiembre de 1603 siendo abad Simó Trilla.

De todas formas, esta cesión de las reliquias a Poblet tuvo un gran litigio, pues Carlet fue la cuna de los mártires, pero Poblet fue donde Bernardo se convirtió al cristianismo, por eso las dos poblaciones reclamaban los cuerpos de los mártires. Al final se hizo entrega de las reliquias a Carlet, Poblet y al Colegio del Corpus Cristi de Valencia, por petición expresa del entonces arzobispo San Juan Rivera, quien autentificó la veracidad de los cuerpos.

Carlet y Alcira, hasta el segundo hallazgo de las reliquias que fue el 23 de julio de 1599, celebraban su festividad anual el 20 de agosto. En 1871 la celebración fue extendida a todo el orden cisterciense y se celebró el 1 de junio. En cambio, el Monasterio de Santa María de Poblet, por privilegio de la Santa Sede, se celebra la solemne liturgia en honor a su monje y sus hermanitas, el 2 de septiembre.

Actualmente y desde el 19 de marzo de 1643, San Bernardo de Alcira y sus dos Hermanitas, María y Gracia, son los Santos Patrones de la ciudad de Alcira, y donde estaba el Convento de San Bernardo Mártir, hoy se encuentra la Pileta de San Bernardo, lugar donde se cree que le martirizaron y mataron.


 
 
 
 

 
  Arriba